Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Día de las Micro y las Pequeñas y Medianas Empresas

Día de las Micro y las Pequeñas y Medianas Empresas en los 100 días de aislamiento

El 6 de abril de 2017 la Asamblea General de las Naciones Unidas decide designar el 27 de junio Día de las Microempresas y las Pequeñas y Medianas Empresas.

La iniciativa fue impulsada por la Misión Permanente de la República Argentina ante las Naciones Unidas, en ocasión de la 61ª Conferencia del Consejo Internacional de la Pequeña Empresa (ICSB), realizada en 2016 en Nueva York, en la que participaron autoridades de más de 55 países.

https://undocs.org/es/A/RES/71/279

Las pequeñas y medianas empresas son la espina dorsal de cualquier economía capitalista moderna e igual que en la Argentina, representan alrededor del 70% del empleo en el mundo y constituyen la mitad del PBI mundial, destacaba la ONU; y a pesar de su importancia global, las microempresas y pymes tienen muchas dificultades en el acceso a financiación como uno de los principales obstáculos (Según el Banco Mundial, entre 200 y 245 millones de empresas, formales e informales, no tienen acceso a los préstamos o descubiertos bancarios que necesitan, o no disponen de financiación. De ellas, más del 90 por ciento son microempresas y pymes», dice la ONU).

El mismo informe indicaba hace poco más de un año que un 74% de las microempresas y pymes de todo el mundo funcionan en el sector informal de la economía».

En la Argentina de hace 100 días estas dificultades impedían modernizar no sólo sus maquinarias o equipos informáticos, la mayoría de ellos con componentes importados, sino que además, desde hace varios años adolecen de un dificultoso cambio generacional en sus componentes, donde los miembros jóvenes, en muchos casos familiares no veían un futuro prometedor.

Muchos de esos jóvenes son en este momento nuevos emprendedores, que entienden mejor las nuevas formas de comunicación y avanzan en forma exponencial junto al avance tecnológico y científico, con cambios desde los métodos de producción hasta el cuidado del medio ambiente, manejo de los recursos humanos y estrategias de marketing.

La pandemia entonces, con el freno de mano puesto en todo el mundo, con la perspectiva de cambio de hábitos de consumos y necesidades a cubrir, puede plantear redescubrir su pequeña empresa y adecuarla o buscar ¿Qué producir y para quienes?, ¿Cómo comercializar en forma eficiente y justa?, ¿Habrán formas asociativas que pongan el bien común confrontando el afán excesivo de poder y acumulación de riqueza?, ¿Se cambiará la legislación laboral más allá de los parches circunstanciales?, etc. etc.

Cualquiera sea la respuesta, parecería que también implica un cambio político profundo que también comprenda y apuntale este proceso.

De lo contrario, estaríamos confrontando esta conmemoración entre la vieja política que no quiere o no sabe cambiar y una juventud que no quiere o no puede acceder a las decisiones del ámbito de poder, en el cual se los requiere para un planificar un futuro prometedor.

Ernesto Garcia

Si sos emprendedor, te puede interesar hacer clic aquí:

https://www.youtube.com/watch?v=9X-0hRrJdHc